Las instalaciones eléctricas son parte esencial de nuestras vidas, pues a diario y cada hora estamos haciendo uso de equipos que funcionan gracias al suministro de energía que estas brindan, ya sea en nuestro hogar, centro de labores, locales públicos y hasta en la calle.  Por tal, es muy importante que se realice un excelente trabajo al momento de hacer una instalación eléctrica, para obtener el mejor rendimiento en energía y sobretodo que nos brinde la seguridad óptima.

apariencia, tienes los mismos hábitos que hace algunos años?. ¿Te has quejado porque te llega el recibo de luz, más caro, sin causa “aparente”?. ¿Estás seguro de que tu instalación es adecuada para tus necesidades actuales de consumo?, porque ahí puede estar la respuesta a tus preguntas

La situación económica actual nos debe orillar a buscar soluciones energética mente eficientes para nuestra vida cotidiana. Sin embargo, lo que mucha gente desconoce es que buena parte del consumo de energía ocurre en forma de desperdicio, generalmente causado por la disipación de calor de los conductores y fugas de una instalación eléctrica.

Este desperdicio acontece principalmente en circuitos mal dimensionados, que pasan a trabajar sobrecargados en función del aumento de equipos eléctricos y electrónicos, del uso de materiales inadecuados e incluso, de la compra de productos piratas

Un circuito subdimensionado, o sea, con un calibre del conductor inferior al necesario, o el uso de productos y equipos fuera de las normas, son los principales factores que generan un desperdicio de energía de incluso 40%. Peor que eso: pueden causar graves accidentes e incendios. 

El desperdicio de energía es un problema que tiene dos causas principales: ineficacia de los procesos, instalaciones y equipos y un uso irracional de la energía. Los cuales ocurren debido a arreglos mal hechos, utilización de materiales de mala calidad (conductores de segunda categoría, materiales eléctricos hechos de metales ferrosos bañados en cobre o latón), desequilibrio de fases, sobrecarga en los circuitos y transformadores mal dimensionados, entre otras. 

Es importante señalar que en tiempos de racionamiento, no basta sólo con instalar equipos que consumen poca energía. Si la instalación eléctrica está sobrecargada, estará desperdiciando energía. Por tal motivo es necesario e importante tener una visión que evalúe las ventajas comparativas reales que una instalación eléctrica actualizada te generará economía, seguridad en la integridad de tu familia y tu patrimonio. 

Privilegiar un mal “ahorro” en el costo inicial en una instalación eléctrica con malos hábitos y acciones es una economía falsa.

El Programa Casa Segura®, impulsa la revisión y actualización de las instalaciones eléctricas de los hogares con más de 20 años. Así mismo hemos mencionado que el diagnóstico y mantenimiento de la instalación es una inversión a corto, mediano y largo plazo, que no debe verse como un desembolso innecesario, sin embargo, ¿a cuánto asciende la inversión de un diagnóstico?.

Antes de comenzar, por el monto de la inversión del diagnóstico, es importante recordar los siguientes conceptos aplicados a las instalaciones eléctricas:

¿Qué es un diagnóstico?

Es un documento elaborado por un electricista  certificado donde se muestra  el estado de su instalación eléctrica  y sus recomendaciones que permite tomar acciones de reparación o actualización.

¿Qué es una actualización?

Realizar las modificaciones a la instalación eléctrica para que se adecue a requerimientos actuales de energía eléctrica y seguridad.

¿Cuáles son los beneficios de la revisión y actualización de la instalación?

•       Reducción de riesgo de accidentes por causas eléctricas

•       Disminución del costo del mantenimiento

•       Optimización del consumo de energía eléctrica

•       Adecuación de la instalación a la norma vigente

•       Incremento del valor de la propiedad

El diagnóstico y la actualización de la instalación eléctrica de la vivienda no deben verse como un gasto sino como una inversión. La inversión que se hace con un diagnóstico y corrección de la instalación eléctrica proporciona retornos en muy poco tiempo en la forma de reducción de los gastos de energía. Estas acciones, genera una economía tu bolsillo y garantiza la seguridad de las instalaciones y patrimonio de tu familia.

Como responsable de la seguridad de tu hogar, eres un eslabón muy importante para la seguridad e integridad de tu familia, fomenta entre ellos también la necesidad de revisar, y adecuar sus instalaciones eléctricas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *